Hoy es la Jornada mundial de oración y reflexión contra la trata de personas

06/02/2017

El Papa Francisco ha instituido la Jornada Internacional de oración y reflexión contra la trata y tráfico de personas el día 8 de febrero, fiesta de Santa Josefina Bakhita.

Nos unimos a las voces del mundo que se unen para decir, especialmente este año, SON NIÑOS NO SON ESCLAVOS y orar junto al Papa y a las personas de fe para que se termine con la Trata de Personas, delito trágico de nuestro tiempo.

¡Basta de esclavitud! ¡Basta de Indiferencia!

Miramos y compartimos: https://www.youtube.com/watch?v=0ON0PNdj_9k&feature=youtu.be

Nos informamos: http://preghieracontrotratta.org/more-on-trafficking?lang=es

Oramos persona y comunitariamente: http://preghieracontrotratta.org/files/prayers/preyer_card_spanisch.pdf

Entregamos al párroco la propuesta para la comunidad: https://drive.google.com/file/d/0B1Pnzu9u8nfXRmR5UkthYmNhQXc/view?mkt_hm=4&utm_admin=26054

Sensibilizamos a la opinión pública:

- Imprimí y colgá el póster en tu comunidad o parroquia (En el espacio en blanco colocá alguna frase, jaculatoria o evento acerca de esta dolorosa realidad: Ejemplo en el mundo hay. http://preghieracontrotratta.org/files/documenti/poster_SPA.pdf

- Lee más sobre el fenómeno de la trata. http://preghieracontrotratta.org/more-on-trafficking

- Sacate una foto y proponé a tus amigos  hacer lo mismo para viralizar la imagen.

 

1.- Recordamos algunos momentos de la vida de la Santa:

Santa Josefina Bakhita nació en Sudan (África) en 1869. A los nueve años fue secuestrada y vendida como esclava varias veces... Nunca consiguió escapar a pesar de haberlo intentado. Sufrió torturas, especialmente con su cuarto amo cuando tenía aproximadamente 13 años.  

El quinto amo, un comerciante italiano, la trató muy bien y  la llevó a Italia, donde empezó a trabajar para la familia de un diplomático.  Con su nueva familia, Bakhita se desempeñó como  niñera. En ocasión de que sus amos   compraron un hotel y se trasladaron a Suakin, Bakhita  pudo quedarse en Italia e ingresó al noviciado del Instituto de las Hermanas de la Caridad en Venecia.

Esta congregación,  fundada en 1808, es más conocida como Hermanas de Canossa. Fue en este  Instituto que Bakhita conoció  con profundidad a Cristo. Recibió al mismo tiempo el bautismo, la primera comunión y la confirmación, el 9 de enero de 1890, por manos del Cardenal de Venecia. El 7 de diciembre de 1893,  profesó en la vida religiosa.

Bakhita fue trasladada a Venecia en 1902, donde trabajó limpiando, cocinando y cuidando a los más pobres hasta su muerte en 1947.

El 1º  de octubre del año 2000 Josefina Bakhita fue canonizada por el Papa San Juan Pablo II. “En santa Josefina Bakhita encontramos una abogada brillante de la auténtica emancipación. La historia de su vida no inspira una aceptación pasiva, sino más bien una firme decisión de trabajar efectivamente por librar a niñas y mujeres de la opresión y la violencia, y devolverles su dignidad en el ejercicio pleno de sus derechos”.

 

2.- En las celebraciones de la Palabra o en la santa Misa del día se pueden añadir estas oraciones de los fieles y la oración final:

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

A cada intención respondemos: “¡Escucha, Señor, nuestra oración!”

·         Por el Papa Francisco y todos los pastores, para que sigan  siendo voces  proféticas dirigidas a  toda la humanidad en su lucha contra la trata y tráfico de personas. Oremos.

·         Por las autoridades, para que  preocupados por este grave problema,  se ocupen y  atiendan, con persistencia y seriedad,  el drama de  la trata y el tráfico de seres humanos.  Oremos.

·         Por todas las personas que, engañadas  con falsas promesas por las redes de trata y tráfico de personas, quedan atrapadas con fuertes cadenas en la prostitución, en las redes laborales,  en el turismo sexual, o sufren la extracción de sus órganos.  Oremos.

·         Por los hogares que padecen la angustia cotidiana debido a la desaparición de sus seres queridos, sustraídos por los traficantes de la vida.

·         Para que seamos  solidarios y todos encuentren en nosotros manos generosas y corazones atentos que faciliten soluciones concretas, justas y duraderas para todos los que sufren. Oremos.

·         Te pedimos consuelo y protección para las víctimas y sus familias; leyes y jueces que garanticen la justicia;  condena a los culpables a la vez que conversión de sus corazones.

 

ORACIÓN FINAL 

“Dios de todos los pueblos, despierta nuestros corazones y profundiza nuestro compromiso de trabajar por un mundo donde todas las personas sean libres y capaces de vivir sus vidas con plenitud y alegría.

Te pedimos por la conversión de corazón de los tratantes, el consuelo y fortaleza que sostengan a las víctimas y sus familias y justicia para todos.

Ayúdanos a crecer en la consciencia de que todas las personas podemos luchar contra la Trata de personas.

Concédenos sabiduría, inspiración y valor para ser solidarios, de modo que  juntos compartamos la libertad que es un don tuyo para toda la humanidad.

Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén 

 

3.- También se puede hacer rezar esta oración:

 

ORACIÓN A SANTA JOSEFINA BAKHITA

Santa Josefina Bakhita, cuando eras niña, fuiste vendida como esclava

y tuviste que pasar indecibles dificultades y sufrimiento.

Una vez liberada de tu esclavitud física,

hallaste la verdadera redención en tu encuentro con Cristo y su Iglesia.

Santa Josefina  Bakhita! Ayuda a todos aquellos

que están atrapados en la esclavitud.

En nombre de ellos, intercede ante el Dios de la Misericordia

para que sean quitadas las cadenas de su cautiverio.

Que el mismo Dios libere a todos aquellos que han sido amenazados,

heridos o maltratados por la trata y tráfico de personas.

Bríndales alivio a los que sobreviven esta esclavitud

y enséñales a ver a Jesús  como modelo de fe y esperanza

y así puedan sanar sus heridas.

Te suplicamos orar e interceder por todos nosotros:

que no caigamos en la indiferencia,

que sepamos abrir nuestros ojos y podamos mirar

las miserias y las heridas de tantos hermanos y hermanas

privados de su dignidad y de su libertad

y escuchemos sus gritos de auxilio.

Amén

 

Contenido del último año:

 

Agenda

©2017 Conferencia Episcopal Argentina
Suipacha 1034 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
(54 -11) 4328-0993/5823/0859/9570