Mons. Colombo llamó a los jóvenes a una participación activa en la vida social.

10/10/2017

El obispo de La Rioja y uno de los integrantes de la Comisión que acompaña la Pastoral de Juventud en el país, consideró que la Iglesia está transitando un camino donde los jóvenes son protagonistas. “La convocatoria al Sínodo que el Papa Francisco ha hecho tiene que ver con eso, el deseo de salir al encuentro de los jóvenes y acompañarlos en ese proceso de integrarse y de asumir su propia misión en la vida”, dijo.

“El Sínodo será de gran aporte tanto para la Pastoral de Juventud como para la Vocacional, porque son las dos dimensiones que alcanza y están íntimamente relacionadas. Toda pastoral juvenil tiene que tener esa dimensión del reconocimiento del llamado de Dios y de la misión en la vida”, explicó.

En diálogo con el programa “Caminos de Encuentro” de la Oficina de Prensa de la CEA, Colombo reconoció la importancia que ha ido teniendo la figura de Francisco, sobre todo desde su llamado en la Jornada Mundial de la Juventud de Río 2013 a “hacer lío”. “En La Rioja –dijo- el mensaje del Papa caló muy hondo en las organizaciones juveniles, incluso en la renovación de la vida universitaria. Los grupos juveniles, las acampadas que se sucedieron en estos años recogen ese guante que Francisco dejó en Río. Es muy importante la voz del Papa porque despabila la conciencia juvenil y les hace tomar nota de que son sujetos y protagonistas de esta historia”.

Entre los valores de la juventud en nuestros días, el obispo de La Rioja destacó su calidez y la afectuosidad  que se revela en formas de cercanía pastoral a las situaciones más duras. “Como nota característica general es la posibilidad por los modernos medios de comunicación de estar informados. Los jóvenes hoy están muy informados y eso posibilita una cierta participación de lo universal y eso nos hace sentir testigos en un mundo donde los jóvenes están llamados a ser protagonistas”.

Consultado sobre cuál creía que podía ser el compromiso y aporte de los jóvenes de la Iglesia para el país, Mons. Colombo dijo que “hay una llamada fuerte a hacerse cargo de este tramo de la vida y la historia que ellos viven. Por un lado está al interior de la Iglesia participar y formar parte de comunidades donde nutrirse y servir en espacios de solidaridad y fraternidad evangélica. Pero creo que hay una llamada también a los jóvenes a hacerse responsables de una participación activa en la vida social, en la Patria  y los distintos lugares donde están. Como Iglesia tenemos que acompañarlos porque la política es una arte noble, el compromiso social es una exigencia natural del bien común. Acompañar a los jóvenes que salen de nuestras comunidades para hacerse presentes en esos espacios es fundamental. Renovar la mirada sobre el compromiso político y social y también fortalecer el asumir profesiones de alto contenido humanitario en la vida de la comunidad es parte de nuestra misión como pastores y la Iglesia en general.

Finalmente Colombo invitó a los jóvenes “a mirar al horizonte de la vida y sentirse llamados a protagonizar los cambios que hagan falta. Le propongo una mirada sobre la Jornada de los Pobres que ha proclamado el Papa para noviembre, los jóvenes tienen mucho que dar y servir en ella”.

“Queridos jóvenes: la Iglesia los abraza y los alcanza con su amor de madre y maestra. Es la casa de ustedes y su familia y en ustedes se siente llevada a los nuevos espacios y horizontes de la vida. Muchas gracias por lo que significan”, concluyó. 

Contenido del último año:

 

Agenda

©2017 Conferencia Episcopal Argentina
Suipacha 1034 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
(54 -11) 4328-0993/5823/0859/9570