Comisión Nacional de Justicia y Paz: I Jornada Mundial de los Pobres

23/11/2017

El Papa Francisco nos invita a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, a celebrar la Jornada Mundial de los Pobres el próximo domingo 19 de noviembre, bajo el lema “No amemos de palabras sino con obras”.
La convocatoria del Papa es fuertemente interpelante: en este caso, celebrar asumiendo y poniendo en práctica un estilo de vida permanentemente dispuesto a tender la mano, a reconocernos hermanos con los pobres, a mirarnos a los ojos sin que ninguno tenga que bajar la mirada, a abrazarnos para sentir el calor del amor que rompe el circulo de la soledad y la exclusión, a compartir.

“No pensemos solo en los pobres como los destinatarios de una buena obra de voluntariado para hacer una vez por semana y menos aún de gestos improvisados de buena voluntad para tranquilizar la conciencia. Estas experiencias aunque son válidas y útiles para sensibilizarnos acerca de las necesidades de muchos hermanos y de las injusticias que a menudo las provocan, deberían introducirnos a un verdadero encuentro con los pobres y dar lugar a un compartir que se convierta en un estilo de vida.”1
Los obispos argentinos, siguiendo la senda señalada por el Papa, afirman que “La dureza del tiempo presente y la autenticidad del compromiso exigen…. realizar una acción eficaz de promoción de la justicia, de alivio del dolor y de una defensa de la real dignidad del pobre, del débil y del indefenso”
Pobreza y exclusión son un desafío para toda la sociedad argentina. Asumirlo implica atender las necesidades presentes trabajando al mismo tiempo en la superación de sus causas que, aunque múltiples y complejas, no son fruto de la casualidad o designios que escapan a nuestro control. Por ello debemos comprometernos a identificar con honestidad esas raíces y actuar sobre ellas. El Papa Francisco mencionó recientemente dos cuestiones: el aumento endémico y sistémico de las desigualdades y de la explotación del planeta, que es mayor que el aumento de la renta y de la riqueza; y el trabajo no digno de la persona humana. Sus palabras tal vez nos podrían ayudar a analizar nuestra situación.
Como Comisión Nacional de Justicia y Paz adherimos a la Jornada, y queremos invitarte especialmente a poner manos a la obra! A que vivamos la Jornada como una oportunidad para ir dejando de lado la cultura del descarte y del derroche en nuestra querida Patria y con gestos concretos,
aportemos a la cultura del encuentro.
La Jornada Mundial de los Pobres es una oportunidad para repensarnos. El compromiso bautismal para los cristianos y el deber ciudadano para todos, lo exigen.

 

Ing. Emilio Inzaurraga
Presidente
Comisión Nacional de Justicia y Paz - CEA

Galería:


Contenido del último año:

 

Agenda

©2017 Conferencia Episcopal Argentina
Suipacha 1034 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
(54 -11) 4328-0993/5823/0859/9570