Pronunciamiento de Endepa: “El territorio es Vida, se cuida y se defiende”

05/12/2018

El Equipo Nacional de Pastoral Aborigen, ENDEPA, reunido en Casa Nazaret, para evaluar las actividades del año con las que acompañamos a los  Pueblos  Indígenas  que  habitan  en  lo  que  hoy  es  este país,  en coincidencia con la Cumbre del G20 que se ha realizado en esta ciudad, queremos expresar que:

Nos cuestiona el tiempo y la significancia simbólica de la cumbre G20 en medio de una de las más profundas crisis sociales y económicas que vive la Argentina y que, por supuesto, sufren aún más aquellos que históricamente han sido vulnerados, especialmente los Pueblos Indígenas.

El despliegue del gobierno para la recepción y celebración de este encuentro de poderosos, lejos de arrojar luz sobre nuestro futuro, lo llena de sombras. Constatamos que los llamados G20 siguen aplastando a los pueblos, dejando tras sus pasos explotación, desazón y muerte, pretendiendo ser la única opción de futuro y progreso.

Exigimos que el Estado asuma el compromiso de construir un futuro que incluya a todos, que mire hacia adentro, para ver que después de 25 años de la inclusión en la Constitución Nacional de la preexistencia étnica y cultural de los Pueblos Indígenas y sus derechos, se sigue imponiendo trabas a su reconocimiento, exigiendo formalidades que no les son propias y condicionando el ejercicio de sus derechos.

Los pueblos continúan reclamando, sin respuestas, sus territorios y aún  no  se  ha  sancionado  la  Ley  de  Propiedad  Comunitaria  Indígena. Mientras que en la lucha se dejan vidas, la agenda política se congrega solo alrededor del poder económico.

Hoy  el  planeta  y  la  humanidad  nos  exigen  volver a  lo  simple, reconocer y dimensionar que la “Tierra es vida y debemos cuidarla”, mensaje de los ancestros que debemos escuchar. La demanda no es solo alos gobiernos sino también a la sociedad que sigue sin ver que dentro de nuestro país existen y viven los Pueblos Indígenas. Pueblos que ofrecen otra forma de vivir en esta tierra, evidenciando que el “buen vivir” es posible, invitándonos a sumarnos a esta propuesta.

Los Pueblos Indígenas nos enseñan que no hay futuro posible si no vemos el desmonte, la contaminación de las aguas, del aire, de la tierra, la entrega de los bienes comunes a quienes solo los explotan con fines económicos, sin comprender que ésta es la única Tierra que tenemos y que es nuestro deber conservarla para nuestros hijos y crear un mundo más justo.

Finalizamos haciendo nuestro este pensamiento de Papa Francisco: “La sabiduría de los Pueblos Originarios puede ser un gran aporte. De ellos podemos aprender que no hay verdadero desarrollo en un Pueblo que le dé la espalda a la tierra y a todo y a todos los que la rodean.”

 

Buenos Aires, 2 de diciembre de 2018

Contenido del último año:

 

Agenda

©2018 Conferencia Episcopal Argentina
Suipacha 1034 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
(54 -11) 4328-0993/5823/0859/9570