Se reúne la 181° Comisión Permanente (11-12 de diciembre de 2018)

10/12/2018

El martes 11 de diciembre a las 9.00 Hs, en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina del barrio de Retiro (CABA),  comenzará la 181º reunión de los Obispos de la Comisión Permanente del Episcopado. Como es habitual, la misma estará presidida por su titular, Mons. Oscar V. Ojea, Obispo de San Isidro. 

Los Obispos tendrán  el habitual intercambio pastoral, donde se comparten los desafíos propios de la evangelización en las diócesis de todo el país.  También las Comisiones episcopales de Educación y  Laicos y familia, presentarán a la Comisión Permanente temas referidos a su labor específica. 

En el marco de la reunión se comenzará a elaborar el temario de la próxima asamblea plenaria a realizarse en el mes de marzo del próximo año.

Dicha reunión culminará el miércoles 12.

 

------------------------------------------

La Comisión Permanente está integrada 22 obispos: los miembros de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal, los presidentes de las Comisiones Episcopales estables y los obispos delegados de cada región pastoral del país. También participan como invitados el obispo presidente de Comisión Episcopal para Cáritas y el Nuncio Apostólico. La Comisión Permanente se reúne de manera ordinaria tres veces al año y, de acuerdo a los estatutos de la CEA, tiene como objetivo mantener “una atención pastoral constante sobre la realidad argentina, tanto general como regional, procurando reconocer en ella los desafíos que presenta a la acción evangelizadora”. En respuesta a ello “propone a la Asamblea Plenaria las grandes líneas u opciones pastorales para su oportuna consideración”

A 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

10/12/2018

“La Trata de personas es la esclavitud más extendida en este siglo XXI” - Papa Francisco

Tras el sufrimiento causado por dos guerras mundiales y los crímenes perpetrados por los regímenes totalitarios, la comunidad internacional adoptó un nuevo sistema de derecho internacional fundado en los derechos humanos. Así, el 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como ideal común para todos los pueblos fundado en el reconocimiento de la dignidad de la persona y de toda persona.

La Declaración reconoce esos derechos como inherentes a la naturaleza del hombre, sin distinción de raza, color, sexo, ideas, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Ello así, porque tales derechos expresan en definitivas exigencias básicas de la existencia humana: la vida y la integridad; la familia; la libertad de conciencia y religiosa; la educación y el acceso a la cultura; la sociabilidad del hombre en sus diversos niveles, el trabajo, el acceso a los medios económicos necesarios para vivir dignamente. Y si bien el cuidado esos derechos incumbe a toda la comunidad, es tarea primordial del Estado garantizar su cumplimiento con especial atención y escucha de quienes se ven privados de tales bienes.

Setenta años después de la Declaración Universal de los Derechos Humanos no cabe sino reconocer el paso que ella ha significado hacia una mayor conciencia de la importancia de los derechos fundamentales. Lo expresa el posterior desarrollo del sistema internacional de derechos humanos, así como el efectivo respeto de los mismos advertible en distintas naciones, campos y grados.

Pero ese respeto sigue siendo asimismo una asignatura pendiente. Guerras, conflictos violentos, hambrunas, pobreza, crímenes, nuevas esclavitudes y toda clase de injusticias condenan aun a buena parte de la humanidad a vivir en condiciones que afrentan su dignidad, ante la indiferencia o la complicidad de otros muchos –individuos y grupos-, en especial de quienes detentan el poder social y político.

Los Principios Recomendados sobre los Derechos Humanos y la Trata de Personas de la ONU expresa que: “Las infracciones de los derechos humanos son a la vez causa y consecuencia de la trata de personas. Por lo tanto, es indispensable que la protección de todos los derechos humanos ocupe un lugar central en las medidas que se adopten para prevenir esa trata y ponerle término. Las medidas para combatir la trata de personas no deben redundar en desmedro de sus derechos humanos y su dignidad y, en particular, de los derechos de quienes han sido víctimas de ella, los migrantes, las personas desplazadas internamente, los refugiados y quienes soliciten asilo.”

Han pasado 70 años y la trata de personas sigue siendo un delito vergonzoso para la humanidad y para nosotros, en la Argentina. Es preciso una permanente reafirmación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y especialmente un firme compromiso de todos con la promoción de los derechos que ella reconoce y consagra. De ello depende un mayor acercamiento a una sociedad que asegure a todos y a cada una de las personas, condiciones que le permitan vivir con dignidad, con justicia, libertad y en paz.

 

10 de diciembre de 2018
Equipo NO A LA TRATA
de la Comisión Nacional de Justicia y Paz – CEA

 

El Equipo NO A LA TRATA está integrado por: ACA- Acción Católica Argentina. Asociación Argentina de Cultura. Comisión Episcopal para los Migrantes e Itinerantes. CNJyP- Comisión Nacional de Justicia y Paz. Ejército de Salvación. La Alameda. Liga de Madres de Familia. MIRA - Misiones Rurales Argentinas. MBA -Mujeres Bautistas Argentinas. Personas de la política. Red Kawsay. UMOFC- Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas. Vínculos en Red.

 

Pronunciamiento de Endepa: “El territorio es Vida, se cuida y se defiende”

05/12/2018

El Equipo Nacional de Pastoral Aborigen, ENDEPA, reunido en Casa Nazaret, para evaluar las actividades del año con las que acompañamos a los  Pueblos  Indígenas  que  habitan  en  lo  que  hoy  es  este país,  en coincidencia con la Cumbre del G20 que se ha realizado en esta ciudad, queremos expresar que:

Nos cuestiona el tiempo y la significancia simbólica de la cumbre G20 en medio de una de las más profundas crisis sociales y económicas que vive la Argentina y que, por supuesto, sufren aún más aquellos que históricamente han sido vulnerados, especialmente los Pueblos Indígenas.

El despliegue del gobierno para la recepción y celebración de este encuentro de poderosos, lejos de arrojar luz sobre nuestro futuro, lo llena de sombras. Constatamos que los llamados G20 siguen aplastando a los pueblos, dejando tras sus pasos explotación, desazón y muerte, pretendiendo ser la única opción de futuro y progreso.

Exigimos que el Estado asuma el compromiso de construir un futuro que incluya a todos, que mire hacia adentro, para ver que después de 25 años de la inclusión en la Constitución Nacional de la preexistencia étnica y cultural de los Pueblos Indígenas y sus derechos, se sigue imponiendo trabas a su reconocimiento, exigiendo formalidades que no les son propias y condicionando el ejercicio de sus derechos.

Los pueblos continúan reclamando, sin respuestas, sus territorios y aún  no  se  ha  sancionado  la  Ley  de  Propiedad  Comunitaria  Indígena. Mientras que en la lucha se dejan vidas, la agenda política se congrega solo alrededor del poder económico.

Hoy  el  planeta  y  la  humanidad  nos  exigen  volver a  lo  simple, reconocer y dimensionar que la “Tierra es vida y debemos cuidarla”, mensaje de los ancestros que debemos escuchar. La demanda no es solo alos gobiernos sino también a la sociedad que sigue sin ver que dentro de nuestro país existen y viven los Pueblos Indígenas. Pueblos que ofrecen otra forma de vivir en esta tierra, evidenciando que el “buen vivir” es posible, invitándonos a sumarnos a esta propuesta.

Los Pueblos Indígenas nos enseñan que no hay futuro posible si no vemos el desmonte, la contaminación de las aguas, del aire, de la tierra, la entrega de los bienes comunes a quienes solo los explotan con fines económicos, sin comprender que ésta es la única Tierra que tenemos y que es nuestro deber conservarla para nuestros hijos y crear un mundo más justo.

Finalizamos haciendo nuestro este pensamiento de Papa Francisco: “La sabiduría de los Pueblos Originarios puede ser un gran aporte. De ellos podemos aprender que no hay verdadero desarrollo en un Pueblo que le dé la espalda a la tierra y a todo y a todos los que la rodean.”

 

Buenos Aires, 2 de diciembre de 2018

Cada casa puede ser un casino

05/12/2018

El Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires introdujo dentro del proyecto de Ley Fiscal e Impositiva la legalización de las apuestas on line que finalmente que aprobado por el Poder Legislativo provincial.

Este tema de tanta importancia no tuvo la posibilidad de ser discutido por la sociedad como corresponde ya que se lo incluyó dentro una ley de carácter más amplio.

Como Pastoral de Adicciones que vivimos y trabajamos en un sector de personas muy vulnerables vemos con preocupación la falta de diálogo y las consecuencias que lleva la aprobación de esta ley.

Cualquier joven desde el celular podrá estar en línea con la enorme oferta que presenta el juego on line, la población de alta vulnerabilidad en la que vivimos recibirá mensajes ambiguos y peligrosos. ¿Cómo recibe un chico en esta situación que el Estado, en vez de pensar en su capacitación y en su primer trabajo, le ofrezca "timba" como posible solución a su vida?

Qué decir de aquellos pobres que en medio de la crisis económica que atraviesa el país pueden pensar en una “posible solución mágica” a su situación; sabemos por experiencia el dolor que causa en la familia cuando el juego se torna peligroso.

Esto supone que todo aquel que está bancarizado, aunque sea por las asistencias sociales, sería un posible jugador.

También pensamos que la reglamentación de la que tanto se habló no será tan eficaz para atender los casos de ludopatía.

Lamentamos el cambio que dio la gobernación provincial en este tema ya que se había manifestado con convicción en contra del juego, inclusive con acciones concretas y decisiones hacia futuro.

No creemos que se justifique esta decisión argumentando que este negocio se da en la clandestinidad. Se antepone un objetivo meramente recaudatorio y legalizan el negocio de unos pocos sin considerar los daños que deja.

En los últimos días se conoció la noticia de que alcanzó la media sanción en la Cámara de Diputados bonaerense que se intenta extender el horario de venta de alcohol en la costa. En este caso también se privilegia el negocio al cuidado de los jóvenes.

La situación social y económica por la que atraviesa la provincia de Buenos Aires demanda que las atenciones de los barrios más pobres tengan políticas públicas que promuevan el desarrollo integral de los jóvenes y de la familia, y que no se convierta cada casa en un casino.


5 de diciembre de 2018
Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia

Resultados de la "Colecta Nacional Más por Menos 2018"

05/12/2018

Cuando aún faltan varios días para el cierre del Ejercicio Contable de la Colecta Más por Menos 2018, se reunió la Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones Más Necesitadas para distribuir los fondos de la misma.

Efectivamente, el día 3 de diciembre, en la sede de la CEA, la Comisión de Ayuda, presidida por el Obispo de Humahuaca, Mons. Pedro Olmedo Rivero,  procedió a asignar los montos correspondientes a las 25 Diócesis Más Necesitadas y a los 248 proyectos puntuales presentados por el resto de las Diócesis y algunas Comisiones y Delegaciones Episcopales.

A la fecha la Colecta lleva recaudada la suma de $ 48.300.000.-, un 8 % más que la edición anterior. Como aún se siguen recibiendo donaciones la cifra definitiva de recaudación se conocerá al cierre de este año.

Las distribución fue la siguiente:

Las 25 Diócesis Más Necesitadas recibirán, en sus 5 prioridades, un total de $ 33.750.000.-.

Los proyectos presentados recibirán un total de $ 10.726.000.-

Asimismo durante el año se otorgaron ayudas extraordinarias por la suma de $ 1.043.000.-

Con todo, lo distribuido a la fecha importa la suma de $ 45.519.000.-

El detalle de esta información será publicada en el Rinde Cuentas que anualmente elabora Más Por Menos para conocimiento de todos.

Oración al encender la Primera vela de Adviento

03/12/2018

Encendemos, Señor, esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir, en la noche, al encuentro del amigo que ya viene.

En esta primer semana de Adviento queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría.

Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú traes la luz más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera.

¡Ven, Señor Jesús!. ¡Ven, Señor Jesús!.

Núcleo de Trabajo por la inclusión social, la seguridad y la justicia

30/11/2018

El día 12 de noviembre tuvo lugar en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina la cuarta Mesa de Diálogo cuyo núcleo de trabajo es la inclusión social, la seguridad y la justicia. Este espacio fue organizado por la Comisión Episcopal y el Secretariado de Pastoral Carcelaria.  

El panel estuvo integrado por Mons. Juan Carlos Ares y el P. Rubén Infantino, Presidente y Secretario Ejecutivo respectivamente de la Comisión Episcopal de Pastoral Carcelaria y la Jueza de la Cámara Federal de Casación Dra. Jimena Monsalve. Por el Secretariado Nacional de Pastoral Carcelaria participaron: Patricia Alonso (Coordinadora del Equipo Nacional de Pastoral Carcelaria) quien a su vez moderó la Mesa y Estela Ferrise. Algunas personas que integraron la Mesa de Diálogo fueron: el Juez de la Cámara Federal de Casación Dr. Alejandro Slokar, el P. Francisco Martínez Bartolomei Capellán Mayor del Servicio Penitenciario Federal, Fiorella Canoni Directora Nacional de Readaptación Social, Virginia Barreyro de la Dirección de Control y Asistencia de Ejecución Penal, Graciela Guzman de Promoción, Protección y Cambio Tecnológico, Carola Goldberg del Ministerio de Trabajo de Nación, Luis López Lo Curto Secretario de Cámara, Wenceslao Guada y Emmanuel Bonforti de la Dirección Nacional de Readaptación Social, Marta Laferriere del Programa UBA XXII, Miguel Gómez de Cáritas Lomas de Zamora, la Dra Haydee Martínez del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, entre otros.

Monseñor Carlos Humberto Malfa, Secretario General de la Conferencia Episcopal Argentina, dio la bienvenida y saludó a todos, ayudándonos a poner la mirada en los hermanos presos en quienes Jesús está vivo.

Luego Monseñor Juan Carlos Ares, Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Carcelaria, realizó la presentación de esta nueva Mesa de Diálogo a través de la reflexión del Mensaje del Papa Francisco con motivo de la 2da. Jornada Mundial de los Pobres, cuyo lema fue: “Este pobre gritó y el Señor lo escuchó”.

Así nos ayudó a pensar a partir de la pregunta: ¿Cómo es el grito de los presos? ¡Es un grito desesperado de no vida! Muchos jóvenes presos creen que sólo sirven para cometer delitos. Se auto limitan porque silencian su clamor interior y no sacan afuera sus gritos más profundos. Son gritos que duelen, que nos obligan a saber escuchar.

La actitud de escucha es una apertura del corazón. Dios escucha el clamor de su Pueblo. Pero también nosotros como pueblo necesitamos escuchar el grito de tantos que acallan sus voces porque se encierran, o lo que puede ser peor que nosotros los encerremos para no escucharlos.

“Este pobre gritó y el Señor lo escuchó”. Esta distancia entre el grito y la escucha es aquella que venimos recorriendo. Que los privados de su libertad y sus familias, que la sociedad toda y aquellos que deben tomar decisiones en los distintos niveles, podamos acortar las distancias para que todas las iniciativas tengan prioridad a lo más desfavorecidos. Sepamos escucharnos y no acallar el grito del pobre.

Monseñor Juan Carlos Ares agradeció en nombre del Episcopado Argentino a quienes participan de las Mesas de Diálogo y también el trabajo que vienen realizando las Comisiones.

En la anterior Mesa de Diálogo que se desarrolló en mayo de 2018, se conformaron Comisiones para continuar la reflexión sobre tres ejes principales: educación, trabajo y salud mental. Como fruto de esa reflexión se compartieron algunas conclusiones. 

La Comisión de “Salud y consumo problemático de sustancias” dijo que:

Se percibe una persistente deficiencia en la atención de la salud mental de los presos. Faltan recursos humanos para asistir a quienes requieren atención psicológica o psiquiátrica. Hay un consumo de psicofármacos sin el suficiente control médico. Existen dificultades para conseguir turnos y sumado a esto hay equipos de salud mental que rechazan a quienes tienen antecedentes penales. Cuando los supervisados recuperan su libertad la salud mental queda relegada frente a la escasez de recursos simbólicos y materiales para superar las adversidades.

En cuanto a la construcción de soluciones la comisión se expresó diciendo que:

Hay que visibilizar esta problemática con una declaración conjunta del Núcleo. Tender redes sociales para optimizar los recursos existentes. Rever la situación en relación al funcionamiento de los Patronatos de Liberados para que se destinen los presupuestos adecuados. Ante la falta de personal hay que convocar voluntarios, es importante que la sociedad toda se haga cargo del mundo de la carcelación. Implementar grupos heterogéneos de psicoeducación con encuentros pautados que apunten a la prevención y reconocimiento de sus propios factores de vulnerabilidad y riesgo. Generar espacios de apoyo y psicoeducación que incorporen a los familiares de las personas que se encuentran en conflicto con la ley penal. Construir una red de empleo entre los propios supervisados. Impulsar que las áreas de tratamiento en las cárceles estén desarroladas por personal civil que se ocupe de la salud, la educación, el trabajo, etc. Propiciar que se incorporen al Núcleo ministros, obispos, jueces y todos aquéllos actores que cuenten con el aval institucional y la jerarquía suficiente para poder promover y ejecutar soluciones y posibles cambios de paradigma.

La comisión de “Educación y trabajo” hizo mención de distintas experiencias que se vienen llevando adelante desde organismos del Estado, ONGs., la Iglesia y otros que muestran que hay un camino que está siendo transitado en las áreas de educación y trabajo pero que necesita profundizarse para que alcance a una mayor cantidad de personas.

A la vez destacó la importancia de:

Acceder en la cárcel a las propuestas de educación, formales y no formales, por la incidencia que esto tiene en las posibilidades de reinserción social e inserción laboral. Incrementar la presencia de las Universidades públicas en las cárceles a través de alumnos y profesores para brindar espacios de formación humana y formación en derechos. Salir de la cárcel con algún oficio y aptitudes para el mercado laboral y con los medios mínimos para llegar hasta las oficinas donde puede prestarse asistencia y contención. Dar continuidad en el afuera a las acciones –relativas a educación y trabajo- desplegadas dentro de la cárcel. Sensibilizar y convocar al sector privado para lograr una sociedad más inclusiva y segura. Apoyar todo el trabajo que vienen haciendo las cooperativas de liberados que generan trabajo, educación y contención. Avanzar en una recomendación a las autoridades nacionales, provinciales y municipales para que permitan el acceso a puestos de trabajo a personas alcanzadas por el sistema penal.

Luego otras expresiones que partieron de los integrantes de la Mesa de Diálogo fueron las siguientes:

La educación es un derecho fundamental. Es posibilitadora de que la palabra habite en el sujeto humano. Hay que generar redes fuertes en los niveles primario, secundario y universitario en todas las cárceles que se pueda. La Educación es una herramienta central para que el sujeto pueda repensarse, asuma responsabilidades y alcance proyectos de vida. Es el último lugar donde el estado puede hacer algo por los presos porque antes los abandonó. La Ley de estímulo educativo funcionó como un disparador de interés, lamentablemente la reforma de la Ley de ejecución penal va en contra de este incentivo. A la Mesa de Diálogo se debe convocar al Ministerio de Educación.

Es importante apoyarnos entre quienes trabajamos en el mundo de la carcelación apelando a la vocación y al compromiso. El encuentro fortalece. Hay que pensar estrategias, acompañar y sumar a quienes quieran sumarse. Convocar a nuevos actores que traigan respuestas. Hay que llegar a nuevos sectores. Hay un desafío de sensibilización social porque la sociedad no se hace cargo de sus presos. El espacio de la Mesa de Diálogo debe motorizar a que otras personas se comprometan. Nosotros escuchamos lo que viven los presos y tratamos de hacer algo si lográramos que la sociedad escuche a sus presos de primera mano hay cosas que cambiarían.

La próxima Mesa de Diálogo fue convocada para el día 20 de mayo de 2019.

 

 

Reuniones de la Comisión Episcopal de Pastoral Social

28/11/2018

En el día de la fecha  Mons. Jorge Lugones -obispo de Lomas de Zamora y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social- junto a  Mons. Fernando Maletti -Obispo de la Diócesis de Merlo-Moreno y también integrante de la Comisión-  recibieron en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina a la Diputada Nacional del Frente Cambiemos por la  Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Cornelia Schmidt Liermann, para abordar situaciones planteadas de drogadependencia y las iniciativas parlamentarias que intentan responder a este grave desafío a la sociedad.

Posteriormente, ambos obispos fueron recibidos por la Ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, a fin de abordar la situación social. El encuentro se produce en el marco de diversos reclamos de los movimientos sociales para atender una crítica situación ante la demanda creciente que se registra en los comedores. También en el contexto de anuncios del gobierno para paliar la caída del poder adquisitivo con bonos sociales y otros beneficios anunciados ante la proximidad de las Fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Esta serie de reuniones da continuidad a la misión pastoral que los obispos vienen trabajando en los últimos meses con diferentes sectores de la sociedad argentina para practicar la cultura del diálogo y el encuentro.

 

Calendario de reuniones de las Asambleas Plenarias y Comisión Permanente

28/11/2018

Reuniones durante el año 2019

 

182º Comisión Permanente: 11 de marzo

117º Asamblea Plenaria: 11-14 de marzo

183º Comisión Permanente: 13-15 de agosto

118º Asamblea Plenaria: 4-9 de noviembre

184º Comisión Permanente: 17-18 de diciembre

 

Encuentro de Pastoral Carcelaria - Región Cuyo

21/11/2018

Mendoza, 3-4 de noviembre de 2018

Con mucho entusiasmo y con la presencia del P. Rubén Infantino, Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal de Pastoral Carcelaria y la Sra Patricia Alonso Coordinadora del Equipo Nacional de Pastoral Carcelaria, se realizó en el Hogar de tránsito para migrantes “Padre Tarcisio” de la ciudad de Mendoza, el encuentro de la Pastoral Carcelaria, Región Cuyo. Estuvieron presentes unos cuarenta y cinco agentes de pastoral carcelaria de la Arquidiócesis de Mendoza y de las Diócesis de San Luis y San Juan.

El lema del encuentro fue: “Parroquia, mi hogar y familia” y las reflexiones en general se desarrollaron en torno al tema “Parroquia–Cárcel, Camino de Encuentro”. Cada diócesis presente desarrolló una de las temáticas durante el encuentro y además se compartieron experiencias y por sobre todo el ánimo de renovar nuestro servicio de amor con los hermanos carcelados.

Entre las actividades que realiza cada diócesis son de destacar las actividades deportivas en el Servicio Penitenciario de San Luis; los cursos para nuevos agentes de pastoral carcelaria en la ciudad de Mendoza, que ya cuenta con más de 80 inscriptos, de los cuales más de la mitad son jóvenes; y los encuentros de oración con las familias de encarcelados en la ciudad de San Juan.

En el último día del encuentro se reunieron los delegados y subdelegados de cada diócesis junto con la Coordinadora del Equipo Nacional y el P. Rubén para elegir a los nuevos referentes de la región Cuyo. De este modo resultaron electos: Delegado regional Edgar Ramón Quiroga de la Diócesis de San Luis y Subdelegado Lucas Bastías de la Arquidiócesis de Mendoza.

 

Contenido del último año:

 

Agenda

©2018 Conferencia Episcopal Argentina
Suipacha 1034 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
(54 -11) 4328-0993/5823/0859/9570