Semana Social 2019: “Trabajo: Clave para el desarrollo humano integral"

25/06/2019

La Semana Social es realizada Comisión Episcopal de Pastoral Social. Es un evento formativo y de diálogo entre actores de la sociedad civil comprometidos por el Bien Común. Promueve un espacio de discusión de ideas, experiencias y reflexiones sobre el rumbo político, económico y cultural del país, invitando a sus actores más relevantes, con el fin de estudiar los problemas emergentes y promover nuevas orientaciones operativas.

 

En la Argentina, desde sus inicios hace 25 años, la Semana Social de Mar del Plata se ha constituido en una fuerte referente para las distintas expresiones de  nuestra sociedad.

 

Actividades:

  • Conferencias de los Obispos de la Comisión Episcopal de Pastoral Social destinadas a la formación de ciudadanos y dirigentes comprometidos en la construcción del Bien Común.
  • Paneles centrales y simultáneos a cargo de dirigentes nacionales, provinciales y municipales de presentación de propuestas para promover el desarrollo integral y federal de la Argentina.

 

Destinatarios:

  • Agentes pastorales vinculados a la cuestión social.
  • Ciudadanos y dirigentes políticos, sociales, sindicales, profesionales, académicos, entre otros, comprometidos en la construcción del bien común.
  • Jóvenes y nuevos dirigentes con vocación de servicio.

Invitamos a visitar la Página Web de la Comisión Episcopal de Pastoral Social en: www.pastoralsocial.org.ar/semana-social-2019/

 

Comisión Episcopal de Pastoral Social

Oficina de Prensa y Comunicación

4° Curso virtual de Diálogo Interreligioso

25/06/2019

“Ganemos la calle con el deporte inclusivo” Cultura del Encuentro y Deporte como Escuela de Prevención

24/06/2019

Reunidos como Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia, reconocemos que muchas de las comunidades de nuestro país se ven desbordadas ante la dificultad de prevenir la problemática de las adicciones en nuestros niños y jóvenes. Sin embargo, una praxis cotidiana se da en todos nuestros espacios eclesiales y es válida respuesta preventiva: se trata del DEPORTE como lugar de encuentro y contención, buen uso del tiempo libre, proceso educativo, desarrollo personal y social, puente entre la calle y la escuela, y experiencia de comunidad.


En sintonía con el último comunicado de los curas villeros sobre la problemática del trabajo (1), reconocemos que la mala y escasa alimentación limita las prácticas deportivas y disminuye las capacidades físicas para el sano desarrollo y crecimiento de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ). El juego y el deporte son un derecho natural que todos tenemos después del derecho a la vida, y no podemos dejar de defenderlo.


La fomentada cultura del podio y del exitismo (2) valora solamente al que gana, los demás entran en la cultura del descarte. Esto se contrapone a la cultura del encuentro, en la que seguimos trabajando como Iglesia para el crecimiento pacífico de la sociedad.

 

Nos sentimos en comunión con el documento “Dar lo mejor de uno mismo” presentado por el Papa Francisco en 2018 (3), el cual presenta el deporte como medio de misión y santificación. A partir de ello compartimos que nuestra labor pastoral para este año busca promover la práctica del deporte comunitario como respuesta preventiva y de fortalecimiento del tejido social.


De los 11,8 millones de menores de 17 años que habitan el suelo argentino, el 41,2% vive en pobreza estructural y el 63,4% de ellos está privado de algún derecho. En un año 600.000 niños más de nuestro país cayeron en la pobreza, de los cuales 590.000 chicos son indigentes (4).

Estamos en una carrera contra la cultura de la muerte para hacerles llegar a nuestros chicos una pelota antes que la droga.


Ante tamaña crisis es necesario multiplicar espacios de contención y cuidado de la vida.

 

Con dolor reconocemos que, tras la dura situación económica actual, no pocos clubes de barrio no pueden abrir sus puertas en nuestro país. Anhelamos que como Iglesia seamos más abiertos, comprometidos y presentes en la búsqueda, conservación y multiplicación de puntos deportivos, de tal modo que no se les quiten más cosas a nuestros niños y jóvenes.

 

Que nuestra respuesta como Iglesia sea multiplicar en cada barrio la pedagogía de la presencia: estando de manera significativa entre chicas y chicos, escuchando con humildad sus gritos, generando vínculos educativos, acompañándolos con la confianza puesta en sus potencialidades de bien, y con la esperanza de que pueden salir de cualquier situación de esclavitud y falta de sentido.


Queremos que los NNAJ de sectores populares sean protagonistas de la historia y no meros destinatarios de la beneficencia de otros. La mirada es desde la inclusión, desde el aliento, desde el desarrollo del potencial.


Motivamos a las comunidades diocesanas a que nos sigamos comprometiendo con las actividades deportivas, y pedimos al Estado que ponga en marcha las leyes vigentes, especialmente las de apoyo a clubes de barrio —N° 27.098— y la de Asignación Universal por Deporte —N° 27.201— (incumplida en los últimos gobiernos) para formalizar y reactivar comisiones y clubes.


A contramarcha de las ideologías individualistas queremos ser una Iglesia inclusiva, soñamos un deporte para todos, en el que nadie se quede afuera. Estamos convencidos de que el deporte es práctica de dignidad humana, vehículo de fraternidad y medio de trabajo para la no violencia.

 

Para el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas a conmemorarse el 26 de junio, proponemos generar en cada diócesis maratones o actividades deportivas, y nos uniremos todos con el lema “Ganemos la calle con el deporte inclusivo”.

 

El Señor Resucitado es nuestra fuerza. Encomendamos estas acciones a María bajo la advocación de Nuestra Señora del Valle y al beato Ceferino Namuncurá, patrono de nuestra Pastoral.

Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia de la Conferencia Episcopal Argentina

 


 

 

(1) “Es urgente combatir el desempleo”, 30 de Abril 2019. http://www.aica.org/38909-obispo-curas-villeros-es-urgente-combatir-el-desempleo.html

(2) “El mundo del deporte necesita ser ayudado a superar las ambigüedades que lo golpean, como la mitificación de los campeones, el sometimiento a lógicas comerciales y la ideología del éxito a toda costa.” (Christus Vivit 227)

(3) “Dar lo mejor de uno mismo”, Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, 1 de junio 2018. https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2018/06/01/dar.html
(4) Cf. Informe del Observatorio de la Deuda Social, UCA, Marzo 2019. http://wadmin.uca.edu.ar/public/ckeditor/Observatorio%20Deuda%20Social/Presentaciones/2019/2019-OBSERVATORIO-POBREZA-MULTIDIMENSIONAL-DOCUMENTO-TRABAJO.pdf

 

Equipo de Prensa de la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia

 

Oficina de Prensa

Conferencia Episcopal Argentina

      

Discurso del Papa Francisco en el Foro Internacional de Jóvenes

22/06/2019

Juntos compartimos el Discurso del Santo Padre Francisco a los participantes en el XI Foro Internacional de Jóvenes.

El mismo fue dado en la Sala Clementina en Ciudad del Vaticano en la mañana de Sábado 22 de junio de 2019.

 

Gentileza de la Oficina de Prensa de la Santa Sede

Oficina de Prensa y Comunicación de la Conferencia Episcopal Argentina

Diálogo junto a Monseñor Oscar Ojea: "El Papa ya está pensando en una visita a la Argentina"

20/06/2019

En diálogo con la Agencia de noticias Télam, Monseñor Oscar Ojea, Obispo de San Isidro y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina expresó:

 

Sobre la posible visita del Santo Padre Francisco a la Argentina:

"El Papa ya está pensando en una visita a la Argentina"

El Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Monseñor Oscar Ojea, afirmó que el Santo Padre, Papa Francisco, “ya está pensando cuándo” venir a la Argentina y precisó que esa visita podría concretarse entre “fines del 2020 o durante el 2021”, según lo que le transmitió el propio Jorge Bergoglio.

 

“Hay quienes dicen que el Papa no quiere venir a la Argentina, pero a mí me ha dicho que desea hacerlo y que ya está pensando cuándo. Me dijo que no puede venir en lo inmediato, pero que, tal vez, a fines del 2020 o durante el 2021 ya sería posible que estuviera visitando el país”, señaló Monseñor Ojea en diálogo con Télam.

 

Del mismo modo, destacó que “no se trata de un anuncio formal ni de una fecha concreta”, por lo que aseveró que “es el deseo del Santo Padre que los argentinos sepamos que él está ya pensando en una visita pastoral” a su país natal.

 

Las declaraciones de Monseñor Ojea a Télam se producen luego de que, desde algunos sectores políticos y mediáticos, se especulara sobre el rol de Jorge Bergoglio en la campaña electoral.

 

En ese sentido, Monseñor Ojea reprobó que “se lo presente al Papa como partidario de una facción, con un estilo mentiroso que se da muchísimo en algunos medios, y busca ponerlo en una contradicción, una brecha que tiene que ver con no dejarlo ser Papa”.

 

“Francisco puede ayudarnos mucho a vivir una cultura del encuentro, a superar nuestra grieta, nuestras heridas y divisiones, pero tenemos que permitirle tener el lugar que tiene en el mundo, y no en Argentina, donde continuamente se lo está colocando del lado de una facción, incluso con esta cuestión imaginaria de que está siempre pensando en Argentina y tramando o pergeñando ideas, una ilusión casi provinciana que nos coloca en una situación desubicada”, indicó.

 

En ese marco, el obispo de San Isidro consideró que “el mejor camino para preparar una futura vista del Papa al país es escucharlo a él directamente y dejar de estar pendiente de las cosas que se dicen sobre su figura, y de personas que hacen comentarios sobre lo que suponen que él dice, hace o piensa”.

 

Durante la visita ‘Ad Limina’ que todos los obispos argentinos realizaron entre abril y mayo a Roma, el Papa ya les había adelantado su voluntad de concretar el postergado regreso al país, e incluso se conoció que en 2017 estuvo a punto de venir.

 

Mientras estaban en Roma y cuando regresaron al país, muchos obispos expresaron públicamente este deseo del Papa, alentando así las versiones que señalaban los primeros meses de 2020 como fecha probable de viaje, basados en la presunción de que vendría a celebrar en abril los 500 años de la primera misa oficiada en territorio argentino, en Puerto San Julián.

 

Si la visita se concretaba durante esos primeros meses de 2020, el anuncio formal debía realizarse durante el transcurso de este año, mientras se desarrollaba el proceso electoral que recién culminaría en noviembre, en caso de segunda vuelta.

 

De esta modo, el Papa Francisco ratifica su deseo de venir independientemente del resultado electoral. Asimismo se asegura de que no se utilice políticamente el anuncio oficial de la visita durante la campaña electoral ya que, al estirar los plazos, la comunicación formal podría darse a conocer con las nuevas autoridades ya electas y en funciones.

 

Respecto a la coyuntura nacional, Monseñor Oscar Ojea manifestó:

 

Que mientras dure la campaña con vistas a las elecciones de este año “hay cosas gravísimas en el país que no se pueden desatender” como el hambre y la desocupación.

 

“Tenemos una gran preocupación sobre la temperatura que pueda llegar a tener la campaña, pero no debemos olvidar que estamos desafiados ante una situación social muy compleja que tenemos que seguir mirando cada día”, señalo Monseñor Ojea en diálogo a Télam.

 

En ese sentido, Monseñor expresó que desde la Iglesia Argentina se observó con preocupación los últimos datos del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, que informó sobre una disminución en el consumo de leche y precisó que el 8 por ciento de los niños del país “se van a dormir sin comer, lo que significa que sus padres tampoco comen”.

 

“Con el hambre no se embroma, no se juega. Hay situaciones de gravedad extrema que tenemos que ver cómo resolver de inmediato. Mientras transcurre la campaña en el país están pasando cosas gravísimas que no podemos desatender”, manifestó el obispo de San Isidro. 

 

De la misma manera, manifestó preocupación por los índices del Indec conocidos ayer, que ubicaron la desocupación en 10,1 por ciento y afirmó que “los que pierden el trabajo se sienten cerrados a un futuro, marginados de la sociedad, fuera del aparato productivo y en deuda con sus familias”. 

 

Conjuntamente con otras preocupaciones de la Iglesia, Monseñor Ojea mencionó el tema de la seguridad “circunscripta exclusivamente a temas de delitos” y señaló que “inseguridad es también que haya chicos mal nutridos, que no haya trabajo, un despido”, y condenó los “deplorables excesos por parte de las fuerzas de seguridad que se dieron en el último tiempo, y los casos de gatillo fácil”.

 

Sobre la campaña electoral, el Presidente del Episcopado reflexionó que “los candidatos deberán enfrentarse a una sociedad deprimida, que siente que no sale a flote”, ante lo cual “hay que tener mucho cuidado de no jugar ni alimentar promesas que no se pueden cumplir”. 

 

“Hay que ser muy medidos en el hablar, expresar con claridad lo que se puede hacer, y no aparecer como omnipotentes en una campaña electoral”, finalizó.

Buenos Aires, 19 de junio de 2019

Oficina de Prensa y Comunicación

Conferencia Episcopal Argentina

Homilía en la Misa en Memoria de Monseñor León Kalenga Badikebele

19/06/2019

Compartimos juntos la Homilía de Monseñor Oscar Ojea, Obispo de San Isidro y Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina en la Misa en Memoria de Monseñor León Kalenga Badikebele.

 

Oficina de Prensa y Comunicación

Conferencia Episcopal Argentina

Sínodo para la Región Pan Amozónica

18/06/2019

El lunes 17 de junio, la Oficina de Prensa de la Santa Sede presentó el documento de trabajo para el Sínodo de la Amazonía, “Instrumetum laboris” que proporciona lineamientos para la próxima Asamblea especial del Sínodo de los Obispos con el tema: “Amazonía: Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral” que se realizará del 6 al 27 de octubre de 2019. El documento compartido “es el resultado de un proceso de escucha que comenzó con la visita del papa Francisco a Puerto Maldonado, Perú, en enero de 2018; continuó con la consulta del Pueblo de Dios en toda la región amazónica a lo largo del año y terminó con la Segunda Reunión del Consejo Pre-Sinodal en mayo pasado”, comunicaron en la presentación del escrito.

El Instrumentum laboris está compuesto por 147 puntos divididos en 21 capítulos separados por tres partes.

Finalmente, “Instrumetum laboris” inscribe la relevancia del “rol profético de la Iglesia y la promoción humana integral” por lo que profundiza en la “Iglesia en salida” y en la “Iglesia en escucha”.

Oficina de Prensa

Conferencia Episcopal Argentina

Decalogo del Papa Francisco para los Nuncios Apostólicos

18/06/2019

El Santo Padre ha recibido esta mañana en la Sala Clementina del Palacio Apostólico a los participantes en la reunión de los Representantes Pontificios en curso en el Vaticano del 12 al 15 de junio.

Publicamos a continuación amplios fragmentos del discurso preparado por el Papa para esa circunstancia y que ha entregado a los presentes. “Una especie de "decálogo"  -dice el texto- que, en realidad, a través de vosotros se dirige  también a vuestros colaboradores y, de hecho, a todos los obispos, sacerdotes y personas consagradas que se encuentran en todas las partes del mundo”.

 

Fragmentos del discurso del Santo Padre

 

1- El nuncio es un hombre de Dios.


Ser un "hombre de Dios" significa seguir a Dios en todo y por todo; obedecer sus mandamientos con alegría; vivir por las cosas de Dios y no por las del mundo; dedicarle libremente todos los recursos, aceptando con un espíritu generoso los sufrimientos que surgen como resultado de la fe en Él. El hombre de Dios no  engaña ni defrauda a su prójimo; no se deja ir a chismes y calumnias; conserva la mente y el corazón puros, preservando los ojos y los oídos de la inmundicia del mundo.

2- El nuncio es un hombre de Iglesia.

 

Al ser un Representante Pontificio, el nuncio, no se representa a sí mismo, sino a la Iglesia y, en particular, al sucesor de Pedro... Es feo ver a un nuncio que busca el lujo, los trajes y los objetos “de marca” en medio de  personas sin lo necesario. Es un contra-testimonio. El mayor honor para un hombre de la Iglesia es ser "siervo de todos".
 

Ser hombre de la Iglesia también requiere la humildad de representar el rostro, las enseñanzas y las posiciones de la Iglesia, es decir, dejar de lado las convicciones personales.
 

Ser un hombre de la Iglesia significa defender valientemente a la Iglesia ante las fuerzas del mal que siempre intentan desacreditarla, difamarla o calumniarla.

 

3- El nuncio es un hombre de celo apostólico.

 

El nuncio es el anunciador de la Buena Nueva y al ser apóstol del Evangelio tiene la tarea de iluminar el mundo con la luz del Resucitado, de llevar a Cristo a los confines de la tierra. Es un hombre en camino que siembra la buena semilla de la fe en los corazones de quienes encuentra. Y aquellos que se encuentran con él deberían sentirse, de alguna manera, interpelados.

 

La indiferencia (es) una enfermedad casi epidémica que se está propagando en varias formas, no solo en la generalidad de los fieles, sino también entre los miembros de los institutos religiosos. Dios es digno de gloria infinita… La gloria de Dios brilla sobre todo en la salvación de las almas que Cristo ha redimido con su sangre. De ello se deduce que el compromiso principal de nuestra misión apostólica será procurar la salvación y la santificación del mayor número de almas.

 

4- El nuncio es un hombre de reconciliación.

 

Una parte importante del trabajo de todo nuncio es ser un hombre de mediación, de comunión, de diálogo y de reconciliación. El nuncio siempre debe tratar de ser imparcial y objetivo, para que todas las partes encuentren en él al árbitro correcto que busca sinceramente defender y proteger solo la justicia y la paz, sin dejarse nunca involucrar negativamente.


Si un nuncio se encerrase en la nunciatura y evitase encontrarse con la gente, traicionaría su misión y, en lugar de ser un factor de comunión y reconciliación, se convertiría en obstáculo e impedimento. Nunca debe olvidar que representa el rostro de la catolicidad y la universalidad de la Iglesia en las Iglesias locales dispersas en todo el mundo y ante los gobiernos.

 

5- El nuncio es un hombre del Papa.

 

Como Representante pontificio, el nuncio no se representa a sí mismo, sino al Sucesor de Pedro y actúa en su nombre ante la Iglesia y los gobiernos, es decir, concreta, implementa y simboliza la presencia del Papa entre los fieles y las poblaciones. Es hermoso que en varios países la Nunciatura se llame "Casa del Papa".

Ciertamente, todas las personas pueden tener reservas, simpatías y antipatías, pero un buen nuncio no puede ser hipócrita porque el Representante es un trámite, o mejor dicho, un puente de conexión entre el Vicario de Cristo y las personas a quienes ha sido enviado, en una zona determinada, para la cual ha sido nombrado y enviado por el Romano Pontífice.


Por lo tanto, es irreconciliable ser un Representante pontificio y criticar al Papa por detrás, tener blogs o incluso unirse  a grupos hostiles a él, a la Curia y a la Iglesia de Roma.

 

6-El nuncio es un hombre de iniciativa.


Es necesario tener y desarrollar la capacidad y la agilidad para promover o adoptar una conducta adecuada a las necesidades del momento sin caer nunca en la rigidez mental, espiritual y humana, o en la flexibilidad hipócrita y camaleónica. No se trata de ser oportunista, sino de saber cómo pasar de la ideación a la implementación teniendo en cuenta el bien común y la lealtad al mandato.

 

7- El nuncio es un hombre de obediencia.

 

La virtud de la obediencia es inseparable de la libertad, porque solo en libertad podemos obedecer realmente, y solo obedeciendo el Evangelio podemos entrar en la plenitud de la libertad. La llamada del cristiano, y en este contexto, la del Nuncio  a la obediencia es la llamada a seguir el estilo de vida de Jesús de Nazaret.

El Papa Francisco presidió la Misa de exequias para despedir a S.E. Mons. Léon Kalenga Badikebele

15/06/2019

A las 7.30 de la mañana de esta mañana, en el Altar de la Cátedra de la Basílica de San Pedro, el Santo Padre Francisco celebró la Santa Misa de S.E. Mons. Léon Kalenga Badikebele, Nuncio Apostólico en Argentina, murió el pasado 12 de junio. Los representantes papales que participaron en la reunión en el Vaticano convocada por el Papa Francisco del 12 al 15 de junio de 2019. Participaron en la celebración.

 

A continuación compartimos la homilía que el Santo Padre Francisco brindó durante la celebración del funeral:

 

HOMILÍA DEL SANTO PADRE FRANCISCO

MISA DE EXEQUIAS

 

Esta Eucaristía terminará con la oración de la valedictio, que es la despedida: "a adiós" al hermano. Es como decir: te dejamos ir a Dios, ir a las manos de Dios.

 

La Biblia nos dice en el Libro de la Sabiduría que el alma del justo está en las manos de Dios (3: 1). Las manos de Dios, que son las manos más hermosas, plagadas de amor, las manos plagadas de amor. Y confiamos a nuestro hermano a las manos de Dios.

 

Y esta es también una oración de despedida, y aún más: es la destitución del pastor. El pastor se despide de su pueblo, de su rebaño. Como hizo Pablo en Mileto, antes de los ancianos de Éfeso, con lágrimas (Hechos 20; 17-38). Todos lloraron, se arrojaron alrededor de su cuello, lo besaron antes de ir a la nave. La licencia del pastor. El pastor toma su testimonio: "Sabes cómo me he comportado contigo todo este tiempo" (v. 18); esta es mi vida, le dice al rebaño, juzga por ti mismo el testimonio. El pastor se despide al mostrar que su vida es una vida de obediencia a Dios: "Y he aquí, por lo tanto, constreñido por el Espíritu, voy" (v. 22) desde otro lado. Es el Espíritu que me trajo y me trae; es como la "columna" que sostiene la vida del pastor.

 

El pastor también se despide con un testimonio de desapego: está acostumbrado a no estar atado a los bienes de este mundo, no estar atado a la mundanalidad. "Sé que ya no verás mi rostro, hoy [...] presencio solemnemente, ante ti, que soy inocente" (vv. 25-26) de muchas cosas, y que estoy separado de ellas. Como si dijera: "ahora son adultos". "Velad por vosotros y por todo el rebaño" (v. 28). Mira, lucha; ustedes son adultos, los dejo solos, adelante. Luego, como hermano y padre, el pastor se despide de la profecía: Tenga cuidado, tenga cuidado porque "después que me vaya, vendrán entre vosotros lobos hambrientos" (v. 29). Indica el camino, cómo defenderse solo sin el pastor.

 

Al final, él ora: "Y ahora te encomiendo a Dios" (v. 32), y de rodillas con sus presbíteros ora. Este es la despedida del pastor, que Pablo vivió tan fuertemente en Mileto. Y hoy pensemos en todas estas cosas, y tal vez nuestro hermano Léon nos lo diga y le cuente a su gente, a su gente de Argentina, de El Salvador, en muchas partes donde fue: "Ahora te encomiendo a Dios".

 

 

Y también escuchamos el otro despido, el despido de Jesús, que es un despido en la esperanza:

 

"Te voy a preparar un lugar" (Jn 14: 2). El desapego es temporal, es temporal: "Sigo adelante, el bandada vendrá más tarde. Te voy a preparar un lugar". Quiero decir, voy a donde deseo que todos hayan llegado, un ese punto "Te voy a preparar un lugar": es esperanza. Dijo espiritualidad, al menos nosotros.

 

Aprendimos en el noviciado que toda vida es una forma de aprender a morir.

 

Esto era bueno en esa espiritualidad del Siglo XX que fue un poco así... Me gusta decir: la vida nos enseña a decir adiós. Aprende a despedirte. Y vean cómo los pastores se despiden, como Jesús, como Pablo, como muchos otros, como Léon, todos se despiden

 

Nosotros también podemos aprender: tomar pasos para decir adiós, pequeña licencia de cambio de misión, y el gran despido al final. Que el señor da todos nosotros esta gracia: aprendamos a despedirnos, lo cual es una gracia del Señor.

 

Francisco

 


 

Vaticano,

Cátedra de la Basílica de San Pedro,

Sábado 15 de junio de 2019.

© Copyright - Libreria Editrice Vaticana

[01070-IT.01] [Texto original: italiano].

[Escrito traducido por la Oficina de Prensa y Comunicación de la Conferencia Episcopal Argentina].

Gentileza de la Oficina de Prensa de la Santa Sede

Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Argentina

 

Taller para Párrocos 2019: Gestión, administración y espiritualidad

14/06/2019

Estimados Obispos y hermanos sacerdotes:

Por medio de la presente queremos hacerles llegar la invitación al nuevo “Taller para Párrocos” que organiza el Equipo Regional para la Formación Permanente de los Presbíteros de la Región Buenos Aires.

Éste año la temática del taller será: “Gestión, administración y espiritualidad”. Los expositores y temas son:

Pbros. Fabián Sáenz y Julio Miranda: “Aspectos pastorales y canónicos de la Administración Parroquial”
Principios generales. Los "legisladores": Santa Sede, CEA, Obispo, autoridades civiles. El Plan Compartir.

La adquisición de los bienes: Tributos, tasas y aranceles, ofrendas, colectas, estipendios, donaciones. Desarrollo de fondos: eventos, ferias americanas, contribuciones familiares, rifas. La rendición de cuentas. Subsidios del estado y del exterior.

La administración de los bienes: administración ordinaria y extraordinaria. Contratos: de pequeñas construcciones, de transporte de personas. Contratos de comodato y alquiler. Contrato de trabajo: las leyes laborales y formas de contratación. Contrato de seguros: responsabilidades y coberturas. Juicios. Voluntariado: formas de convocatoria y ley. Regimen de Probation.

Función de los administradores y Consejos de Asuntos Económicos (CAE): Creación y funcionamiento. Contabilidad y normas sobre manejo de fondos. Registros contables, información a la comunidad. Inventarios, archivo de documentos. Cuentas bancarias
Asignaciones de los sacerdotes, diáconos y seminaristas. Atención de la salud: San Pedro. Jubilación y régimen de aportes para sacerdotes. Mutual del Clero y régimen civil. Fondos Comunes de Solidaridad.


Pbro. Pepe Vallarino: Espiritualidad: Las raíces del cansancio sacerdotal.

Objetivo: Ofrecer elementos formativos para la gestión de los párrocos en el campo teológico- espiritual, pastoral y organizacional.
 

Destinatarios: Principalmente sacerdotes que comienzan o estarían por comenzar el ejercicio del oficio de párrocos. Pero también, considerando la rica experiencia que tuvimos otros años, lo abrimos a otros sacerdotes que deseen participar, incluyendo otras regiones del país.

Lugar: Casa Nuestra Sra. de Guadalupe, en Juan de Garay 1147, Luis Guillón. Traer ropa de cama, alba y estola.
Fecha: Comienza el lunes 17 de junio a las 12.30 hs con el almuerzo y finaliza el miércoles 19 de junio a las 20 hs con la cena.


Costo total: $ 2.500 (se paga el primer día en la casa)
Inscripciones: enviar mail a tallerparaparrocos2019@gmail.com
Contacto: P. Pablo Savoia 11-6628-5311

 

Oficina de Prensa y Comunicación

Conferencia Episcopal Argentina

Contenido del último año:

 

Agenda

©2019 Conferencia Episcopal Argentina
Suipacha 1034 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
(54 -11) 4328-0993/5823/0859/9570